Lavado de Activos, presunción de inocencia

By : | Category : Delitos | Comentarios desactivados en Lavado de Activos, presunción de inocencia

8th Feb 2015

Ocultación y Encubrimiento de Bienes en el Lavado de Activo

Presunción de Inocencia y Lavado de Activos

Ha sostenido la Corte Suprema de Justicia que en el Lavado de Activos, en que el supuesto tenedor de bienes “ejecuta (la) mera actividad (aparentar la legalidad del activo) y oculta su origen e inclina su actividad al éxito de ese engaño, orienta su conducta a legalizar la tenencia del activo, es claro que incurre en la conducta punible porque su comportamiento se concreta en dar a los bienes provenientes o destinados a esas actividades apariencia de legalidad; es decir, encubre la verdadera naturaleza ilícita del producto”.

De otra parte, es consistente el mismo Ente Judicial en señalar que:

La presunción de inocencia es una garantía integrante del derecho fundamental al debido proceso reconocida en el artículo 29 de la Constitución, al tenor del cual “toda persona se presume inocente mientras no se le haya declarado judicialmente culpable”. Los tratados internacionales sobre derechos humanos ratificados por Colombia –que hacen parte del bloque de constitucionalidad en virtud del artículo 93 de la Constitución- contienen dicha garantía en términos similares. Así, la Convención Americana sobre Derechos Humanos establece en su artículo 8 que “toda persona inculpada del delito tiene derecho a que se presuma su inocencia mientras no se establezca legalmente su culpabilidad”. Y, a su turno, el artículo 14.2 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos prescribe que “toda persona acusada de un delito tiene derecho a que se presuma su inocencia mientras no se pruebe su culpabilidad conforme a la ley”. Como se deriva de las normas transcritas, la presunción de inocencia acompaña a la persona investigada por un delito “hasta el fallo o veredicto definitivo y firme de culpabilidad”[1].

Pues bien, creemos que en el evento señalado respecto del Lavado de Activos, “la mera actividad” de no señalar la procedencia de los activos cuestionados no puede determinar la conclusión de la existencia de esta conducta punible, porque conllevaría la violación del principio de la presunción de inocencia.

Ello es así, primero, porque el tipo penal no se refiere a esa mera actividad que señala la Corte Suprema de Justicia, sino a unas conductas claras y expresas, en todo caso relacionadas con orígenes ilícitos concretos: “en actividades de tráfico de migrantes, trata de personas, extorsión, enriquecimiento ilícito, secuestro extorsivo, rebelión, tráfico de armas, tráfico de menores de edad, financiación del terrorismo y administración de recursos relacionados con actividades terroristas, tráfico de drogas tóxicas, estupefacientes o sustancias sicotrópicas, delitos contra el sistema financiero, delitos contra la administración pública, o vinculados con el producto de delitos ejecutados bajo concierto para delinquir”. Segundo, porque en el aparte normativo de las ocultaciones o encubrimientos de “la verdadera naturaleza, origen, ubicación, destino, movimiento o derecho sobre tales bienes o realice cualquier otro acto para ocultar o encubrir su origen ilícito”, es expresa la remisión a “los bienes provenientes de dichas actividades” (arriba mencionadas).

Y así el estado de las cosas, mal puede decirse que esa “mera actividad” que refiere el Alto Tribunal,  sea suficiente para tener por probada la adquisición de los activos por las conductas punibles descritas en la norma, porque bien pueden darse otros escenarios posibles de adquisición ilegal, pero que no se enmarcan en el tipo que nos ocupa, tales por ejemplo las infracciones aduaneras, tributarias, etc.

De manera que, para poderse deducir “con legitimidad” que se trata de un Lavado de Activos, es al Ente Estatal (Fiscalía) a quien le corresponde desvirtuar plenamente la presunción de inocencia, demostrando, mas allá de toda duda razonable, que los bienes provienen de esos específicos delitos, que de manera específica se les ha querido dar apariencia de legalidad,  legalizándoselos por cualquier medio, o que ciertamente se han ocultado o encubierto en tanto al sujeto pasivo de la acción penal se le ha podido imputar, acusar o condenar, o se le ha podido señalar  en la actuación penal por lavado de activos actividad que en principio tiene adecuación típica en uno de los delitos origen de la tenencia de activos no justificados.

Comments are closed.